Ley de licores

octubre 27, 2011 en Economía por Webmaster

El funcionario Rafael Galvez, de la Intendencia Nacional de Tributos Internos, explicó que los restaurantes deben cumplir con una serie de deberes formales existentes en la ley, para evitar sanciones

El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) ofreció una charla este miércoles a representantes de la Cámara Nacional de Restaurantes (Canares), a fin de profundizar en el tema de la Ley de Impuesto sobre Alcohol y Especies Alcohólicas, la posible fiscalización por parte de la Administración Tributaria, la identificación de las bandas de garantías y el llenado de los libros de licores.

La actividad, coordinada por la Gerencia Regional de Tributos Internos de la Región Capital, estuvo a cargo del funcionario Rafael Galvez, de la Intendencia Nacional de Tributos Internos.

Durante el encuentro, Galvez explicó el marco jurídico que rige la producción, importación y expendido de bebidas alcohólicas haciendo referencia a la propia Ley de Impuesto sobre Alcohol y Especies Alcohólicas, la Ley de Timbres Fiscales, el Código Orgánico Tributario, que en su artículo 108 contempla las sanciones por incumplimientos,  el Reglamento de la Ley de Impuesto sobre Alcohol y Especies Alcohólicas y la Providencia Administrativa N° 0257 de fecha 19 de agosto de 2007.

Explicó el expositor que los restaurantes, en su condición de expendedores no son contribuyentes de la Ley de Impuesto sobre Alcohol y Especies Alcohólicas, por cuanto se trata de un impuesto que grava a los productores e importadores, no obstante, existen una serie de deberes formales que deben cumplir para evitar sanciones.

Entre estos deberes formales mencionó: llevar los libros de licores con el formato pre-establecido por la Administración Tributaria, que estos libros estén sellados por el SENIAT y por la Alcaldía y en el caso de los mayoristas deben tener guías de despacho y traslado, no así en el caso de los minoristas, que con la factura legal basta.

Galvez detalló lo referido a las bandas de garantías y los colores que la identifican: moradas para licores importadores, naranja para licores nacionales que no sean artesanales, Verde para venta en zonas libres como Margarita, Santa Elena de Üairén o Paraguaná y azul para los licores de producción artesanal.

Así mismo, los datos básicos que deben tener las etiquetas están establecidos en el artículo 250 de la Ley de Licores, aspectos que permitirán identificar los productos que pudieran ser de procedencia ilegal.

Se explicó también que la autorización para venta de licores está en manos de las alcaldías, sin embargo, el SENIAT trabaja conjuntamente con el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores y Justicia, específicamente con el Viceministerio de Seguridad Ciudadana, para unificar criterios con respecto al otorgamiento y renovación de estas autorizaciones, así como lo referido a expendios al por menor; no obstante, la norma aún no ha sido publicada.

La recomendación ofrecida a los representes de los restaurantes es conocer a cabalidad  lo establecido en las leyes que rigen la materia y de esta manera se podrá identificar cuando se trata  de productos no autorizados cuya venta podría acarrear problemas a los expendedores.
Caracas, 26 de octubre de 2011

Fuente:

TU OPINIÓN ES IMPORTANTE