Al terminar de almorzar en un restaurante, Pedro García pide la cuenta al mesonero. Minutos más tarde, en vez de recibir una factura de las que emite una máquina fiscal aprobada por el Seniat, apenas le dan un pequeño papel donde se indica el monto a pagar.

Esa situación ocurre con frecuencia en algunos restaurantes, peluquerías o establecimientos comerciales donde se ofrecen algún servicio especializado, aunque constituye una irregularidad porque se presume la evasión del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Así lo explica la intendente Nacional de Tributos Internos del Seniat, Fanny Márquez Cordero, razón por el cual este organismo desarrolla una campaña de divulgación para que el consumidor entienda la importancia de solicitar su factura legal. «Siempre que no se entregue una factura es porque se está evadiendo el enteramiento del IVA al Tesoro Nacional», indicó.

Por intermedio de la Providencia Administrativa 0071, vigente desde 2011, se establecen los medios de emisión de factura que obliga a los comercios a tener máquinas fiscales, que dan la factura que certifica el pago de este tributo, reseñó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

«No requiere que se indique la forma de pago, el proceso es sencillo. Y es una máquina con muchas facilidades, no solamente para emitir la factura, sino que también tiene la posibilidad de revertir su emisión en caso de un error en la facturación, también de colocar o no los datos personales del consumidor», refiere Márquez Cardero.

Esta normativa prohíbe la emisión de documentos que emulen la función de la factura legal y por lo tanto, los estados demostrativos de cuentas, los reportes gerenciales, las notas de consumo y otros similares, no podrán entregarse a los clientes de restaurantes, hoteles y posadas antes del cobro del bien o servicio.

Aunque el personal que labora en un establecimiento comercial puede enseñar al cliente un documento para que verifique solo los productos consumidos, una vez esté conforme, debe recibir su factura legal con el monto final a pagar que emite la máquina fiscal aprobada por el Seniat.

Además, aclaró que la factura debe llevar los datos personales del cliente solamente cuando éste requiere el documento como soporte de pago para algunos trámites administrativos posteriores, relacionados con seguros o declaración del Impuesto sobre la Renta.

Recordó que el Seniat instruyó a todos los sectores económicos, en especial a restaurantes, peluquerías, carnicerías y ventas de repuestos, sobre su obligación de entregar las facturas legales.

«Lo más importante es que el comprobante de pago de una compra de un bien o servicio contenga la denominación factura. Tenemos el derecho de pedir la factura (al realizar una compra de un bien o un servicio) y que además una obligación como ciudadano, porque si el consumidor final no exige su factura estamos dejando que el IVA que pagamos se pierda porque se queda en mano del comercio», refirió.

También informó que el Seniat ha dispuesto una serie de vías para denunciar a establecimientos comerciales que estén evitando la emisión de facturas, entre ellas, la línea telefónica 08000 736428, la cuenta en Twitter @prensaseniat y los correos electrónicosdenuncia@seniat.gov.ve y asistencia@seniat.gov.ve.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.