Arquetipo y Empatía

Soporte y consultoría ERP. Autorizado SAINT.

Gerencia Psicología y vida Sin categoría Talento humano

Cómo y cuándo rechazar una oferta de trabajo por @laszlobekes

Cuando las personas han llegado al punto en el cual tienen claridad con respecto a lo que están haciendo con sus carreras profesionales y han reunido el coraje y la dedicación necesarias para honrar sus visiones están en capacidad de alcanzar sus objetivos más anhelados. Una vez que tienen ese grado de lucidez están preparados y dispuestos a rechazar una oferta de trabajo.   Es lógico que haya mucho temor y ansiedad asociados al rechazo de una oferta de trabajo, especialmente en tiempos de recesión económica, incluso cuando las ofertas de trabajo son horribles.

La dura realidad es que existen muchas ofertas de trabajo, de las cuales habría que huir sin dudar ni un minuto, pero en otros casos no es tan clara la situación. La pregunta es cómo se puede estar seguro de cuales trabajos considerar y cuáles rechazar? Aceptar una posición o entrar a una empresa que no es la apropiada para el candidato puede resultar siendo un error mayor y podría generar repercusiones  negativas duraderas en la vida de la persona.  Decirle que “no” a una posición” se puede asociar a una cantidad de razones e indicadores y estos son algunos de los avisos de alerta a considerar:

La comunicación inicial con el empleador no es profesional

Si la comunicación con la empresa en el proceso de entrevista ha sido escasa, irrespetuosa, poco profesional o simplemente no existente, ese es un signo de alerta mayor.  Si el nuevo jefe está demasiado ocupado para dar información adecuada sobre el cargo, o para responder preguntas de último minuto, quién sabe qué atención prestará en el futuro.

  • La reunión con el jefe futuro es una experiencia negativa

Las reuniones con el eventual jefe y con otros empleados son útiles para conocer sus personalidades, sus estilos y sus enfoques. Si el candidato siente que puede no encajar en la empresa o le inquieta la posibilidad de no establecer una relación positiva y sana con su jefe, esta es una señal que la posición no es para la persona.

  • Los términos de la oferta son muy diferentes a los descritos en las comunicaciones iniciales

Es un hecho común que la oferta de salario no sea exactamente la esperada y la persona no debería aceptar un monto que sea significativamente inferior a aquel con el cual se siente confortable. Si se ha hecho la suficiente investigación de mercado y ella indica que debería recibir bastante más por su conjunto de habilidades y experiencia, entonces no se debe temer solicitarlo y entrar en un proceso de negociación. Sin embargo, si la oferta es mucho menor que lo que se comunicó originalmente, es un aviso preocupante con respecto al empleador.

  • El rol es diferente a lo indicado en la descripción

La oferta de trabajo generalmente incluye el título del cargo y quién lo supervisa. Si alguno de estos difiere de lo que se discutió en las entrevistas, es importante indagar más allá sobre las responsabilidades del cargo y las jerarquías en la empresa. Esto es necesario aclararlo y algunas preguntas podrían ser: Cuáles son las responsabilidades diarias? Qué hace para la empresa la persona más exitosa que tiene un cargo similar?

  • La posición no es conveniente a largo plazo

Si el cargo para la cual se está entrevistando parece un callejón sin salida a futuro, lo más probable es que lo sea. Uno de los puntos más importantes de la evaluación que se debe realizar es la proyección futura que tiene potencialmente el cargo para el candidato. Se podría preguntar: En qué se puede transformar el cargo?  Qué nuevas habilidades se pueden aprender? Cómo puede beneficiar la carrera de la persona?Definitivamente no interesa una posición que encajone a la persona con funciones que no gusten y que además no tenga como potencial premio a mayor plazo una proyección profesional o el desarrollo de nuevas habilidades. El tiempo, la energía y la dedicación de la persona es demasiado valiosa para asumir a un trabajo que no lleve a crecimiento o a expansión de alguna dimensión de la vida.

  • La intuición y el instinto

Con frecuencia ocurre que las personas rechazan un movimiento lateral por temas de ego (algo que ya ha hecho en el pasado, por ende no parece suficientemente importante). Hay que utilizar la intuición y el instinto para determinar si ese movimiento lateral es positivo o perjudicial.  La realidad es que movimientos laterales pueden ser positivos, si desembocan en un crecimiento y en una expansión en la dirección deseada. No es conveniente rechazar automáticamente ofertas para posiciones que puedan servir como trampolín a lo que se ha soñado.  Estas oportunidades deben ser exploradas en toda su extensión y la decisión debe ser bien sustentada y balanceada y la intuición debe entrar en juego.

  • El manejo de más una oferta

Es importante no dejar la empresa en el aire. Si se reciben dos ofertas, no hay que extender innecesariamente el tiempo para la definición. Igual que se espera una respuesta rápida del empleador, el candidato debe ser veloz en informar de la decisión, y de esta manera esa empresa puede actuar con el 2º. mejor candidato. Es conveniente dejar el espacio abierto para contacto futuro con la empresa, presumiendo que también recibieron el rechazo en una forma profesional.  Nunca se sabe cómo una situación pueda evolucionar y esta se convierta en una conexión positiva para el futuro.

Una vez hecho el análisis y tomada la decisión, el proceso de rechazo de una oferta es mucho más fácil que lo que se piensa. La justificación para rechazar una oferta es un componente delicado pero importante. Hay miles de razones para que un trabajo no sea el que mejor encaje con la persona y muchas son válidas y factibles. Algunas son más difíciles de plantear o mencionar, por ejemplo no es conveniente  declinar oficialmente ya que se piensa que el responsable de reclutamiento es un idiota o por que no guste el lugar donde está ubicada la empresa.  Por ello, las razones se deberían comunicar con tacto y en una forma profesional.  A continuación algunas sugerencias asociadas a esas razones y el posible tipo de lenguaje a utilizar:

  • Razones externas

Estas podrían estar referidas a la geografía, la familia o el momento personal para la decisión.  Siempre es más fácil responsabilizar por la decisión a un tercero o a un hecho independiente. Sin embargo, si las situaciones fuera del control de la persona están presentes la honestidad es el mejor camino: “Desgraciadamente, no pudo aceptar por razones familiares”, “A pesar de mi interés en el cargo, he decidido que no es el momento apropiado para mudar a mi familia”.

  • Condiciones económicas

Es perfectamente natural rechazar una oferta que no pague lo suficiente y una manera de transmitirlo podría ser: “Yo desearía hacerlo funcionar, pero necesito un nivel de compensación más alto.”

  • Falta de habilidades/calificaciones

Si la persona siente que no tiene las habilidades requeridas para el cargo o piensa que podría no lograr el resultado esperado es preferible retirarse de la búsqueda.  “Después de un largo análisis, he decidido que realísticamente no podré exceder las expectativas del cargo y por ello no quisiera unirme a una empresa donde no puedo cumplir y sobrepasar la promesa.” Es una forma elegante de plantear esto.

  • Temas de gente

La coincidencia cultural con la empresa es un tema muy importante. “Respeto el trabajo realizado por Uds. pero no creo que sea el apropiado para mi personalidad y continuaré buscando un cargo que tenga un mayor componente de trabajo más cara-a-cara, o busco un reto con un componente mayor de emprendimiento o trabajar una organización más plana.”

 

Se hace referencia a los artículos “How To Know When To Turn Down The Job Offer” en Forbes http://onforb.es/WMPz5m , “Rejecting a Job Offer? How to Do It Right” http://bit.ly/1Lm0YgR y “Turning down a job offer” http://bit.ly/1cmfCIW

Blog:  http://laszlobeke.blogspot.com/

Facebook: BekeSantosAmerica

Twitter:  @laszlobekes

Twitter: @BekeSantosVE

LinkedIn: BekeSantos

El Columnero: http://www.elcolumnero.com/

 

Cómo y cuándo rechazar una oferta de trabajo

 

http://bit.ly/1EsuwEn

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: