Arquetipo y Empatía

Soporte y consultoría ERP. Autorizado SAINT.

Psicología y vida Sociología Talento humano

Llegó la hora de apostar por los introvertidos

Por lo general se asume que a los extrovertidos les va mejor en la vida.

Sin embargo, según un libro publicado recientemente, a los introvertidos les va igual de bien.

Y eso pese a que, como explica Susan Cain, autora de “Quiet”, el mundo occidental favorece a los extrovertidos y hace a un lado a aquellos cuya personalidad pasa más desapercibida.

Aunque a simple vista Barack Obama, JK Rowling -autora de la saga de Harry Potter- y Steve Wozniak, cofundador de Apple, no parezcan introvertidos, Cain afirma que lo son.

Esto se debe a que -contrario a lo que se pueda pensar- los introvertidos no son necesariamente tímidos o antisociales. Simplemente, prefieren un entorno donde no abundan los estímulos y se nutren de energía en los momentos de calma y reflexión.

Los extrovertidos, por el contrario, necesitan estar rodeados de otra gente para recargar sus baterías.

Si bien un tercio de la población podría definirse como introvertida, la mayoría de las instituciones están orientadas hacia los extrovertidos.

“Ya se trate de anuncios de empleo -en los se incluyen palabras como activo, entusiasta y buen jugador de equipo- o del diseño de oficinas donde los espacios son abiertos, la habilidad de exponerse ante los demás está muy valorada”, explica Cain.

“Pero las investigaciones demuestran que no existe una relación directa entre las personas que más hablan en una habitación y las mejores ideas”, añade.

¡Arriba los introvertidos!

Quienes se identifican como introvertidos aseguran que este patrón se repite en las escuelas, donde el énfasis está puesto en hablar frente a la clase y en el trabajo grupal.

“Los introvertidos suelen ser infravalorados o incomprendidos. Sin embargo, tienen una habilidad increíble para concentrarse y enfocarse. Además son insistentes y todas estas cosas pueden ser una gran ventaja”

Susan Cain, autora de “Quiet”

Esta “cultura de la personalidad” que admira el carisma representa un cambio respecto a la “cultura del carácter”, que valora más la rectitud moral.

Pero para Cain, ya es hora de devolverle a los introvertidos el lugar que se merecen.

“Los introvertidos suelen ser infravalorados o incomprendidos. Sin embargo, tienen una habilidad increíble para concentrarse y enfocarse. Además son insistentes y todas estas cosas pueden ser una gran ventaja”, afirma.

Dificultades

“Aprendí a comportarme como un extrovertido. Creo que mucha gente aprende las reglas del juego para poder funcionar”

Mark Dykeman

Mark Dykeman, analista de sistemas de Canadá, concuerda en que ser introvertido ofrece ciertas ventajas, pero admite que no es fácil.

A comienzos de su carrera, a Dykeman le resultaba difícil expresar su opinión en reuniones, pero pronto se dio cuenta de que era necesario hablar para dejar en claro su punto de vista.

“Aprendí a comportarme como un extrovertido. Creo que mucha gente aprende las reglas del juego para poder funcionar”, dice.

La psicóloga ocupacional Felicity Lee también opina que en el trabajo y en la sociedad en general se les da prioridad a los extrovertidos.

Pero que alguien sea extrovertido no quiere decir que lo haga bien.

“Alguien puede ser introvertido o extrovertido y tener conciencia de sí mismo y ser sociable. O no tener conciencia alguna. Ser extrovertido no tiene nada que ver con la inteligencia emocional o la capacidad”, dice.

Pero más allá de las dificultades psicológicas, la mayoría de la gente quiere ser extrovertida, agrega.

Enfoque simplista

Barack Obama y JK RowlingCain cataloga a Obama y JK Rowling como introvertidos.

En opinión de Richard Dodd, del Consorcio de Comerciantes Británicos, la idea de dividir a la gente en extrovertida e introvertida es demasiado simplista, ya que en la personalidad de la gente se juegan muchas otras variantes.

Según Dodd, la gente tiende a gravitar naturalmente hacia los trabajos que se acomodan a su personalidad y que le permiten desarrollar sus habilidades.

Además, opina, la mayoría de los equipos de trabajo exitosos están formados por una combinación de individuos con diferentes características y cualidades.

“En casi todos los trabajos hay un lugar para venderse y asegurarse de que tus logros son reconocidos, lo cual a algunos tipos de personalidad les resulta más fácil que a otros”, explica.

“Pero creo que en las organizaciones exitosas predomina la capacidad de superar las primera impresiones, y la habilidad de identificar y reconocer las contribuciones de los demás, independientemente de si la gente las pregona a los cuatro vientos o no”.

Vanessa Barford
BBC
Domingo, 15 de abril de 2012

Fuente original: bbc.co.uk

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: