Guillermo Szikora

ARQUETIPO Y EMPATÍA

Image by Robin Higgins from Pixabay
Gerencia Talento humano

Habilidades blandas de un administrador

Guillermo SzikoraHabía prometido que el siguiente post, en esta serie sobre condominios, sería sobre el manejo contable y administrativo, pero luego de haber observado algunas situaciones y conversado con amistades, decidí ampliar un poco más mi punto de vista sobre el perfil del administrador.

En este momento te habrás dado cuenta de que elegir un administrador de condominios no es tarea fácil. Primero por los conocimientos que debe tener, ya descritos en mi artículo anterior. Segundo por las responsabilidades legales que tiene según la ley de propiedad horizontal. Pero también porque no se trata de cualquier persona. Debes considerar unos aspectos adicionales, bien sea una persona natural o jurídica, porque al fin y al cabo, siempre será un ser humano.

Comienzo por lo más difícil de detectar: inteligencia emocional. Debe ser una persona que sepa manejar positivamente sus emociones y las de sus clientes y/o colaboradores. Tener empatía y paciencia son súper poderes que darían un plus invaluable.

Investiga su estilo de vida y solvencia económica. No necesitas a una persona súper solvente, pero si alguien que no tenga carencias importantes de dinero, que tenga criterios de inversión, pero también sepa manejarse en entornos de escasez. Como vive implica como enfocará el servicio que prestará. Si le gusta la limpieza y el orden, seguramente lo trasladará a su forma de prestar el servicio.

Por último, a pesar de que vivas en Venezuela o la aldea más pobre del África, recuerda que las personas tienen necesidades básicas que cubrir, responsabilidades económicas que enfrentar y la ilusión de progresar gracias al trabajo honesto y constante. Siéntate un momento a sacar unos numeritos que te indiquen cuanto dinero necesita cobrar esta persona o empresa para dedicar el tiempo que necesitas que brinde a tu condominio. Piensa en comida, transporte, obligaciones personales, personal a su cargo y la razón por la cual comprometería a llevar adelante este proyecto.

Si te sueno muy romántico y/o ambicioso entonces eres parte del problema y no de la solución, por lo que tienes el deber de reflexionar sobre este esquema de pensamiento o renunciar a la junta y dejar que alguien con mentalidad del siglo 21 ocupe tu lugar.

Nos vemos en el siguiente post.

Mi nombre es Guillermo Szikora

En Twitter: @gszikora

En Instagram: @gszikoram

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: